WASHINGTON.- Tras días de amenaza sobre un inminente ataque contra Siria, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump , cambió de estrategia y dijo hoy que la ofensiva militar podría ocurrir “muy pronto o para nada pronto”.

“Nunca dije cuándo se llevaría a cabo un ataque contra Siria “, escribió Trump en su cuenta de Twitter alrededor de las 6 de la mañana (hora en Washington). “¡Podría ser pronto o para nada pronto!”, agregó, 24 horas después de advertir que caerían sobre Siria misiles “bonitos y nuevos e inteligentes”.

En el mensaje también destacó que su administración hizo un “gran trabajo” en la lucha contra Estado Islámico y terminó: “¿Dónde está nuestro ‘Gracias Estados Unidos’?”.

Trump lanzó varias amenazas de represelias a Siria desde que se conoció el presunto ataque con armas químicas del pasado sábado en la ciudad de Duma y del que Washington acusa al régimen del presidente Bashar al-Assad y a Rusia como su principal aliado. Esta situación llevó a nuevo pico de tensión a la relación entre la Casa Blanca y el Kremlin.

Ayer, también temprano en la mañana, el presidente republicano había lanzado en Twitter: “¡Prepárate Rusia, porque llegarán (misiles) bonitos y nuevos e ‘inteligentes’ [a Siria]!”, un mensaje que rompió con su política de mantener en secreto cualquier operación militar del Pentágono.

Ya el pasado lunes, Trump había anticipado que decidiría en las siguientes “24 a 48 horas” su respuesta al presunto ataque con armas químicas en Siria, al que calificó de “atroz”, “horrible” y un “acto barbárico”.

Nuevo canciller

En otro mensaje matutino, Trump le deseó hoy “suerte” a Mike Pompeo, su elegido para dirigir el Departamento de Estado, en la audiencia de confirmación en el Senado. “¡Será un gran secretario de Estado!”, escribió.

Pompeo, que aún se mantiene al frente de la CIA, comparecerá hoy ante el Comité de Relaciones Exteriores del Senado, un trámite previo a su voto de confirmación en la Cámara alta.

El funcionario, quien reemplazará a Rex Tillerson, prometerá en su presentación mano dura con Rusia e Irán, así como una estrategia con Corea del Norte sin caer en los tropiezos pasados, según la declaración que adelantó anoche la Casa Blanca.

Agencias AP y Reuters