La ministra de Desarrollo Social, Laura Stratta, y la titular del Instituto Provincial de Discapacidad, Cristina Ponce, hicieron entrega este miércoles, de una silla de ruedas anfibia al Paraná Rowing Club, que permite el acceso a la costa de quienes presentan movilidad reducida. Al respecto, Stratta destacó “la articulación que tenemos para fortalecer el tejido social desde una mirada complementaria que hacemos con las instituciones deportivas. Es un mandato del gobernador, Gustavo Bordet, el respeto y el trabajo conjunto con las organizaciones de la sociedad civil”.


La ministra también agradeció a las autoridades del club por “pensar en estas políticas de inclusión, y esto redunda en que son más posibilidades para la gente de disfrutar y aprovechar las instalaciones del club que está creciendo, y que también lo hace su función social, porque crecen las posibilidades que tienen los vecinos de acceder a la institución”.

La titular de la cartera social, por último expresó: “Esperamos que esta experiencia se replique en otras instituciones y otros puntos de la provincia”.

Por su parte, el presidente del Paraná Rowing Club, agradeció la llegada de la silla e indicó: “Para nosotros es un paso importante, porque queremos poner en valor lo mejor que podamos el club. Es una ayuda importante, porque de hecho no podríamos acceder a ella de otra forma, sobre todo por las particularidades que tiene”.

Por último, Ponce explicó que “en esta caso estamos trabajando con un club que hace poco cumplió 100 años y es muchísimo lo que ha aportado a la ciudad. Y por otro lado es la primera playa urbana en la que pueden acceder las personas de movilidad reducida, que teniendo este río hermoso no podían hacerlo”.

La titular del Iprodi agregó en ese sentido que “Estamos más que satisfechos porque aceptaron esta propuesta. Además vamos a ofrecer asesoramiento a la institución para que puedan adaptar sus instalaciones, y que cada obra que vayan a comenzar cuente con nuestra mirada desde la accesibilidad y cumpla con las normas”.

En este caso, tras un encuentro desarrollado entre parte del equipo de trabajo del instituto y el secretario del Paraná Rowing Club (PRC), Daniel Álvarez Daneri, se consensuó la entrega en comodato de una silla anfibia propiedad del Iprodi, formalizada este miércoles.

Cabe recordar que el Iprodi y la Universidad Autónoma de Entre Ríos (Uader), vienen articulando acciones en los últimos años para la construcción de sillas que posibiliten el acceso de las personas con discapacidad a las costas entrerrianas. En este caso, buscando replicar la iniciativa, el Iprodi avanzó en las gestiones junto con el club para la entrega en comodato de esta silla que fue adquirida para extender el trabajo en materia de accesibilidad a otros balnearios de la región. La primera ciudad de la costa del Paraná en contar con una silla de estas características fue Valle María, que este sábado 13 de enero inauguró de manera oficial su balneario accesible, producto del trabajo conjunto y la coordinación entre el municipio, Iprodi y la Uader.