La Dirección de Señalización Urbana de la Municipalidad confeccionó un nuevo cartel para recordar el paso del prócer por la ciudad. El algarrobo negro es un ejemplar protegido mediante normas municipales desde 1965.


Para mantener viva la memoria de hechos históricos en la ciudad, la Dirección de Señalización Urbana confeccionó un nuevo cartel de señalización del árbol donde descansó el general Manuel Belgrano. El ejemplar se encuentra dentro de los límites de una vivienda, pero su copa puede ser observada desde la calle y allí se ubicará el letrero donde rezará la leyenda “Algarrobo Negro (La Floresta). Bajo su copa descansó el General Manuel Belgrano en 1810”. Y está suscripta por la Municipalidad de Paraná y la Asociación Amigos del Árbol.
La anécdota ha sido contada recurrentemente. El algarrobo negro emplazado sobre calles Florentino Ameghino y Enrique Acebal supo cobijar bajo su sombra, al General Manuel Belgrano y a sus tropas, cuando en una de sus campañas militares pasó por la capital provincial.
Ocurrió en octubre de 1810, en su marcha hacia la liberación de Paraguay. Como representante del gobierno nacional, Belgrano se interiorizó durante la breve estadía, acerca de las aspiraciones de la población de la Baxada del Paraná, para alcanzar el rango de villa, que finalmente alcanzaría al año siguiente.
Aquí, el prócer de la bandera reunió a las fuerzas expedicionarias; junto con la anécdota acerca del algarrobo que aún se mantiene en pie en el sudoeste de la ciudad, sobresalen también de esa visita histórica, la donación de Gregoria Pérez Larramendi de Denis, que ofreció estancias y ganado en apoyo a la gesta de Mayo. Desde entonces se la conoce como una de las primeras damas patricias.
Teniendo en cuenta que el ejemplar se encuentra en el interior de un inmueble, junto con los propietarios de la vivienda se acordó que se colocará el nuevo cartel sobre la acera, señalando el histórico algarrobo que deja ver su copa desde la vía pública.
El algarrobo negro es una de los árboles declarados protegidos por Decreto N° 408 de 1965. Su definición técnica es “Prosopis Negra”, y es una especie indígena de varios cientos de años.